¡Felicidades!

¡Feliz año a todos ustedes, queridos amigos! Espero que hayan empezado bien este ya turbulento 2015.

Una amiga me mandó este mensajito que me gustó mucho y por eso quisiera compartirlo con ustedes:


Que en 2015 se cumplan casi todos nuestros deseos, menos los de venganza. 
Que el tiempo corra a la medida de nuestros pasos. 
Que amemos todo lo que podamos y que nos amen más todavía. 
Que tengamos algún pecho calentito donde descansar –sea fraterno, materno, amistoso o amoroso- y que las penas y las alegrías sean compartidas, para soportarlas o gozarlas.